Manolo Garcia

" Me vuelven las anginas de pecho…me tienen que operar de doble bypass a corazón abierto... de los aspectos que me trataron en la unidad fue el tema psicológico, después de la operación estaba totalmente asustado, tanto yo como mi familia, no sabiendo cómo actuar en algunas situaciones y en esta unidad entre en un grupo de terapia… me sirvió para darme cuenta de que en esta enfermedad no estás solo y que después de la enfermedad puede haber otra vida totalmente normal. "

Mi experiencia como cardiópata comienza años atrás cuando me diagnostican diabetes y como consecuencia de una mala gestión de la misma, en los últimos años de mi vida laboral y dado el ritmo de este que es de viajar mucho  y esto, en mi caso,  se traduce en mucho estrés, la alimentación la hacía de menús en los bares, cuando el trabajo me permitía comer y muy poco descanso debido a los horarios de trabajo.  Todo esto derivo en 21 días de anginas de pecho y un infarto de miocardio.  Me hicieron un cateterismo con colocación de dos estén, saliendo todo muy bien y con ganas de continuar con mi vida normal sin saber que realmente mi vida debería de haber cambiado de forma radical. A los dos meses comencé mi vida laboral exactamente en las mismas condiciones que antes del evento, no siendo muy consciente de que  al no variar nada al año y medio vuelvo a estar en la misma situación descrita con anterioridad. Me vuelven las anginas de pecho teniendo que acudir al hospital y diagnosticándose  una doble obstrucción por la cual me tienen que operar de doble bypass a corazón abierto. Una vez salí de la operación me quede que no sabía cómo iba de nuevo  a encauzar mi vida de nuevo debido a las limitaciones que este tipo de operaciones te depara. Pero he aquí que  me propusieron entrar en el programa de rehabilitación cardiaca del Hospital puerta del Mar y ahí comienza mi nueva vida.

Esta rehabilitación consistió en  una primera valoración de mis patologías y estado físico que realmente dejaba mucho que desear. Luego comenzamos con los ejercicios físicos, siendo yo muy consciente  que al principio tenía una capacidad muy baja sin entender los valores que en la unidad manejaban, pero conforme iban pasando los días me iba encontrando con más capacidad física (tanto para andar como para usar la bicicleta estática) con más fuerza, con más ánimo. En fin mis miedos iban desapareciendo.  Otro de los aspectos que me trataron en la unidad fue el tema sicológico ya que después de la operación estaba totalmente asustado,  tanto yo como mi familia,  no sabiendo  cómo actuar en algunas situaciones  y en esta  unidad entre en un grupo de terapia sicológica con otros pacientes. El compartir  esta terapia con otros pacientes me sirvió para darme cuenta que en esta enfermedad no estás solo y  que después de la enfermedad puede haber otra vida totalmente normal solo con cambiar los hábitos de alimentación, el ejercicio es fundamental y esencial así como seguir las prescripciones facultativas y no abandonar la toma de medicamentos. También asistí con la familia a los talleres y conferencias en las cuales nos enseñan a cuidar de nuestra salud y no solo en nuestra enfermedad sino ayudar a los demás como prevención, y aprovecho esta oportunidad para agradecer al equipo de esta unidad por el gran trabajo que realizan para mejorar nuestra salud.

Realmente puedo decir que mi paso por una Unidad de Rehabilitación Cardiaca ha supuesto unos conocimientos de mi enfermedad y de cómo sobrellevarla de los más fructíferos. Mi vida realmente ha cambiado y por supuesto la recomiendo al 100%.

Mi agradecimiento a Don Rafael Colman (Cardiólogo)  a Dña. Yerika  Martin (psiquiatra) y Dña. Juana Delgado (Enfermera)

COLMAN

Dr. Gómez Plana 1 · L 16

11008 · Cádiz

956 063 470

  • YouTube
  • Instagram
  • Facebook Social Icon

COLMAN. Clínica del corazón. Todos los derechos reservados.