PRP (Plasma rico en plaquetas), base de la medicina regenerativa.

Las plaquetas se presentan como base en la medicina regenerativa actual por su contenido en factores de crecimiento (presentes en sus gránulos alfa). Dichos factores de crecimiento son proteínas con propiedades que favorecen la regeneración, cicatrización y reparación tisular (de los tejidos). Por ello, el plasma rico en plaquetas (PRP) autólogo depositado a nivel de tejidos dañados puede ayudar a su reparación y regeneración.



¿Cómo se consigue?


Para la obtención del plasma rico en plaquetas es necesario extraer sangre del paciente a tratar y posteriormente mediante un sistema de centrifugado se obtiene un concentrado de plasma rico en plaquetas (con una concentración de plaquetas que supera a los valores normales que existe de forma fisiológica en la sangre venosa periférica) con capacidad de regeneración y reparación de tejidos dañados gracias a los factores de crecimiento. Por tanto, el PRP es un producto biológico autólogo, es decir, obtenido de la propia sangre del paciente, por lo que su tolerancia es excelente.


¿Y ahora qué?


Una vez obtenido el concentrado de plaquetas, se infiltra mediante ecografía en los tejidos dañados que ocasionan dolor. Alguna de sus indicaciones principales son las tendinopatías del manguito de rotador, fascitis plantar, osteoartrosis de rodilla, epicontiliti, tendinitis, lesiones de ligamentos, roturas musculares y de huesos, y curación de úlceras y heridas.


Si sufres alguna de las dolencias antes mencionadas y quieres más información sobre este servicio que ofrecemos en Colman, puedes contactar con nosotros en el 956 063 470.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo